Tutorias Personalizadas "Contabilidad, Informática, RR.HH., Gestión Personal, Office" y Diseño Páginas Web

domingo, 18 de diciembre de 2016

EL COLLIE Y OTRAS RAZAS




EL COLLIE

Por lo que sabemos, el origen de los perros se encuentra en distintas tareas que llevar a cabo para los humanos a cambio de comida regular y cobijo. A partir de este punto, toda la estirpe canina se ha desarrollado en pos de cada tarea, y no ha sido hasta hace relativamente poco tiempo que los trabajos para perros han pasado de “cazador” y “pastor” a “perro policía” o “compañero de piso”.

 Eso quiere decir que los rasgos especiales de cada raza se mantienen a día de hoy. Por eso podemos decir que los Pastor Alemán son incansables, y los Schnauzer Miniatura persiguen presas pequeñas.

Aunque en todas partes hay excepciones, es cierto que los perros de pura raza mantienen esos rasgos. Por poner algunos ejemplos:

—El Collie es un perro pastor. Por tanto, tiene mucha energía que gastar arreando el rebaño. Si no gasta esa energía, puede volverse un animal nervioso, hiperactivo y con comportamientos destructivos.

—El Labrador es en su origen un perro cazador (sobre todo de aves). Es enérgico y le gusta mucho buscar cosas. Es bueno estimular ese impulso, siempre que se dirija adecuadamente.

 —A pesar de su pequeño tamaño, el Pomerania forma parte de una antigua raza de perros de trineo. Por supuesto, ahora es imposible que tire de nada más grande que un carrito de muñecas… ¡pero todavía puede ser muy enérgico y cabezota!

 —El Yorkshire Terrier es una raza desarrollada en su origen para cazar alimañas de la casa, como roedores, aunque no pasó mucho tiempo hasta que los burgueses se enamoraran de ellos y los convirtieran en perros de compañía.



Cada raza tiene sus rasgos, que vienen de un origen. ¿Lo has visto? Hay que tomar todo eso en cuenta a la hora de educar a un perro. Hay que darle más ejercicio a un perro pastor; hay que darle retos a un perro cazador, y muy buena socialización a un antiguo perro de pelea.


martes, 13 de diciembre de 2016

ENSEÑA A TU PERRO A CERRAR LA PUERTA

Enséñale a tu perro trucos divertidos


Si tu perro responde a órdenes como “sentado”, “ven”, podrás sacarlo a pasear a la calle, pero a veces esto no es suficiente para ti. Tú quieres un perro que levante sus cejas y que vaya a pagar tus cuentas. Aunque estas cosas no son posibles, podemos ayudarte a que le enseñes a tu perro unos cuantos trucos divertidos.


“Dar la pata”

1. Haz que se siente tu perro y atrae su atención con una golosina.

2. Luego toma una de sus patas delanteras y sostenla muy libremente en tu mano y dile “dame la pata”.

3. No aprisiones su pata, o se asustará por la presión y se retirará.

4. Recompénsalo inmediatamente y repite el ejercicio varias veces antes de darle la oportunidad de colocar su pata sobre tu mano abierta sin ayuda tuya.

5. Si no lo hace después de unos cuantos segundos, toma su pata, y repite “dame la pata”, y guíala a tu mano.

6. Al final, él entenderá el truco.

"Trae"

Necesitarás que tu perro tenga puesta una correa larga.

1 Llama su atención con su juguete favorito y agítalo ante sus ojos antes de lanzarlo a una corta distancia de él.

2. Cuando corra hacía él, grita, ¡TRAE!

3. Una vez que tu perro haya recogido el juguete, no camines hacia él; espera a que él vaya hacia ti.

4. Si tu perro empieza a caminar hacia otro lado, toma la correa y llévalo suavemente hacia ti.

5. Acaricia su espalda y espera a que deje caer el juguete por su cuenta (si tratas de sacarle el juguete de su boca, tu perro interpretará esto como un juego de tira y afloja).

6. Si han pasado horas y tu perro todavía no suelta el juguete, ofrécele una golosina sabrosa u otro juguete como incentivo.

7. Luego, cuando tu perro haya soltado el juguete, recógelo y repite el proceso.

"Puerta"

Esta es un truco para enseñarle a tu perro a cerrar las puertas:

1. Coloca a tu perro en una pieza donde haya una puerta que se cierra cuando se empuja hacia delante (asegúrate de que no sea una puerta de vaivén).

2. Abre un poco la puerta.

3. Sostén una golosina contra la puerta, a la altura de la nariz de tu perro.

4. Dile a tu perro “ven”

5. Cuando él se abalance para reclamar su recompensa, levántala y sácala justo antes de que tu perro la alcance, de modo que su hocico choque contra la puerta y la empuje un poco.

6. Cuando tu perro entre en contacto con la puerta, dile “PUERTA”, luego hazle cariño.

7. Si él no toca la puerta, no lo recompenses; repite el ejercicio hasta que lo haga accidentalmente.

8. Haz que empuje la puerta cada vez más, hasta que ésta se cierre. Con práctica y paciencia, tu perro entenderá la orden “puerta” y cerrará cualquier puerta que le muestres.

jueves, 1 de diciembre de 2016

EVITAR QUE TU PERRO TE MUERDA



PARA QUE TU PERRO NO MUERDA

Para empezar, debes entender que todos los perros tienden a
morder objetos, ya que para ellos es una necesidad.

Así que en primer lugar, asegúrate de tener una serie de
objetos que tu perro pueda morder. Luego, cuando tengas todos los
juguetes para morder en un solo lugar, puedes empezar  el
programa de entrenamiento de tu perro.

Esto debería ayudar a que tu perro reconozca a esta área como
su sitio para morder juguetes. Por lo tanto, hacer esto es
absolutamente necesario para que de resultado el adiestramiento
de tu perro. Incluso puedes tener una "caja para los
juguetes" para guardar los juguetes de tu perro.

Durante el adiestramiento, nunca debes golpear a tu perro si lo
encuentras mordisqueando algo indebido. En lugar de eso, si
quieres que el entrenamiento tenga éxito, debes felicitar a tu
perro cuando esté mordiendo uno de sus "juguetes".

Está demostrado que si quieres que tu perro responda
favorablemente, entonces el elogio y el entrenamiento positivo
pueden ser muy efectivos.

Así que si ves a tu perro mordisqueando objetos que no sean sus
juguetes, repréndelo verbalmente. El único castigo que se
necesita para este tipo de entrenamiento es el tono de tu voz.

También puedes enseñar a tu perro aplicando un producto
disuasivo en aquellos objetos que no quieres que tu perro muerda.
Estos productos se los encuentra en tiendas para mascotas.

Estos métodos de entrenamiento son muy efectivos y aseguran que
tu perro aprenda a no morder las cosas indebidas. Si sigues los
pasos básicos, el entrenamiento de tu perro debería ser fácil
y simple.

Descubrirás que el adiestramiento canino puede ser en realidad
bastante divertido y satisfactorio, por supuesto, ¡siempre que
tu perro no te muerda tus objetos favoritos! Todo lo que
necesitas es calma y no perder la paciencia y con seguridad
obtendrás buenos resultados.